Más imágenes

Navaja de las Ras Gallegas - 1Kg.

Detalles:

Las navajas de las Rías Gallegas (Ensis Arcuatus) tienen una textura y sabor inigualable, y no hay que confundirlas con los longueirones o muergo que son más baratos y de calidad inferior. Se pueden cocinar de multiples maneras, pero lo más habitual es hacerlas a la plancha o al vapor.
28,18 €

Detalles

ELABORACIÓN:

Preparamos un recipiente alargado a lo alto (tipo botella) con agua y sal, metemos las navajas en vertical y las dejamos sumergidas durante unas horas para que se limpien expulsando toda la arena que contengan en su interior. Cuando las vayamos a preparar, las sacamos y las damos el último lavado bajo el grifo.
Pelamos y picamos muy finos unos ajos y perejil fresco cortado muy finamente y lo mezclamos todo con un buen aceite de oliva, y lo batimos con una batidora.
Manchamos con aceite de oliva la plancha o sartén y añadimos sal gorda. Cuando esté muy caliente, ponemos las navajas vuelta y vuelta durante uno o dos minutos a lo sumo (si nos pasamos de tiempo de plancha pueden quedar duras y con textura de chicle), y las sacamos colocándolas en una fuente, repartiendo por encima la salsa para aliño de ajos y perejil que hemos preparado, las espolvoreamos con un poco de sal maldon y ya quedan listas para sacarlas a la mesa y degustar.
También se pueden preparar las navajas al vapor de una forma deliciosa y muy sencilla. Preparamos el mismo aliño que hemos indicado para las navajas a la plancha y lo reservamos. En una cazuela a fuego fuerte echamos un poco de sal gorda, un chorrito de aceite de oliva y lo que viene a ser medio “txikito” de vino blanco. Cuando el vino empiece a hervir y evaporarse añadimos las navajas que hemos limpiado, tapamos la cazuela y las dejamos así durante un minuto. Retiramos las navajas con una espumadera y las emplatamos para servir rociándolas con el caldito de la cocción.

Informacin

Marca Mansión Gourmet
D.O./Origen Galicia
Elaboración Preparamos un recipiente alargado a lo alto (tipo botella) con agua y sal, metemos las navajas en vertical y las dejamos sumergidas durante unas horas para que se limpien expulsando toda la arena que contengan en su interior. Cuando las vayamos a preparar, las sacamos y las damos el último lavado bajo el grifo.
Pelamos y picamos muy finos unos ajos y perejil fresco cortado muy finamente y lo mezclamos todo con un buen aceite de oliva, y lo batimos con una batidora.
Manchamos con aceite de oliva la plancha o sartén y añadimos sal gorda. Cuando esté muy caliente, ponemos las navajas vuelta y vuelta durante uno o dos minutos a lo sumo (si nos pasamos de tiempo de plancha pueden quedar duras y con textura de chicle), y las sacamos colocándolas en una fuente, repartiendo por encima la salsa para aliño de ajos y perejil que hemos preparado, las espolvoreamos con un poco de sal maldon y ya quedan listas para sacarlas a la mesa y degustar.
También se pueden preparar las navajas al vapor de una forma deliciosa y muy sencilla. Preparamos el mismo aliño que hemos indicado para las navajas a la plancha y lo reservamos. En una cazuela a fuego fuerte echamos un poco de sal gorda, un chorrito de aceite de oliva y lo que viene a ser medio “txikito” de vino blanco. Cuando el vino empiece a hervir y evaporarse añadimos las navajas que hemos limpiado, tapamos la cazuela y las dejamos así durante un minuto. Retiramos las navajas con una espumadera y las emplatamos para servir rociándolas con el caldito de la cocción.